lunes, 13 de marzo de 2017

PRIMAVERA (I)

Leo a Marcos en esta suerte de primavera adelantada:


La duermevela

Ya casi se va la madrugada. La luz del sol empieza a asomarse por las rendijas y debemos volver a las oscuras sombras que nos visten. En las manos sigue faltando la piel del deseo y la tormenta de su pelo. Un suspiro queda pendiente en los labios.La mirada, y la nube que la envuelve, echan de menos la luz que les hace falta. ¡Ah!, las trampas de la imaginación: en el sueño de la duermevela, sus muslos eran bufanda en las mejillas y prisión para la cintura; de pie, la cabalgata del ansia terminaba, después de un breve espacio, en una caída húmeda y común. Y al final no había más deudas que las que se tienen con uno mismo. ¡Ah!, las ganas de mojarse en esa su lluvia. En ella saciarse y hacer crecer la sed de ella.

Amanece con la certeza de que no habrá mejor foto que la que le tome con mis manos y labios, ni mejor audio o vídeo que el del nacimiento de sus jadeos y gemidos, ni mejor tocada o pintura que la de las pieles unidas, ni mejor entrevista que la de nuestros cuerpos...

¿Otra comunicación? ¿Otra información? ¿Otro arte? ¿Otra cultura? ¿Otra campaña? ¿Quién diablos abraza estos despropósitos?

Tocan a la puerta del día. La sombra se amarra las botas y las ganas. Hay que seguir caminando, escuchando...


Subcomandante Insurgente Marcos

martes, 6 de diciembre de 2016

NOVIEMBRE (I)

Noviembre deja tras de sí una ristra de certezas. El sol de invierno permite ya adivinar  algunos signos que permanecían ocultos. Leo unos versos de García Montero:



Noviembre
puede ser una conquista,
porque vuelve otra vez
sobre los toldos,
las horquillas de nácar imitado,
los abrigos baratos de entretiempo
donde tú te escondías
de pronto y mi deseo.
Y vuelve
con la torpe paciencia de la fidelidad,
como la melodía
de una vieja canción que recordamos.
Ya sabes que el otoño,
además del plumaje
mojado
de los árboles,
además de la luz y de esta tierra,
era una cita rota, perdida entre nosotros.

Luis García Montero


viernes, 13 de mayo de 2016

MAYO Y LA LLUVIA

Sevilla, la lluvia y el perfume de los sueños compartidos. En una tarde de tormenta, leo:


CITAS

Te hablaba de Pavese. Del suicidio al engaño
y otra vez en tus ojos. Recordé aquella cita:
Las únicas mujeres con las que vale la pena casarse
son aquellas con las que no podemos
atrevernos a casarnos.
Pediste otro Bombay, abrazaste mi entrega,
y en un arranque burdo de entusiasmo
decidiste nombrarme tu amigo más querido.
Ahora me hace gracia, pero en aquel momento
te hubiese estrangulado.
Brindamos por la Creedence y Sinatra,
así de absurda era la noche. Hoy,
tanto tiempo después de nuestra cita,
revivo con nostalgia tu desprecio,
el mito trasnochado color sepia.
Los libros, la distancia, tantos puentes.
Vivir es hacinar lo que no fuimos,
la citas que una vez nos explicaron.

(De El peso de los puentes)

Javier Cánaves



https://www.flickr.com/photos/peterbartle/ 


lunes, 22 de febrero de 2016

FEBRERO (I)


Tan solo su mirada era el lugar del mundo donde no había un Vietnam

Pablo Guerrero ("Dulce muchacha triste")

sábado, 30 de enero de 2016

RETAZOS (I)


Autobuses que frenan, pasajeros que cabecean nerviosos, la estación que se dibuja en el horizonte, los retrasos, las maletas, los impactos...

Los destinos que se unen.




miércoles, 28 de octubre de 2015

OCTUBRE (I)

Estos días salvajes no se prestan a muchas licencias poéticas. Que la ciudad no perdona uno lo empieza a comprender más tarde. El invierno que se adivina entre tus labios, los impactos y los atascos... La distancia que nos reconfigura y que pone banda sonora a estas semanas.
Leo:

(...)
Una última claridad, la más delgada y nítida,
parece deslizarse de los locales cerrados:
esta luz que detiene a los transeúntes
y les habla suavemente de su infancia

Músicas de otro tiempo, canción al compás de cuyas viejas
notas conocimos una noche a Ava Gardner,
muchacha envuelta en un impermeable claro que besamos
una vez en el ascensor, a oscuras entre dos pisos, y
tenía los ojos muy azules, y hablaba siempre en voz
muy baja -se llamaba Nelly.

Cierra los ojos y escucha el canto de las sirenas en la noche
plateada de anuncios luminosos
(...)

Pere Gimferrer (Muerte en Beverly Hills)



martes, 29 de septiembre de 2015

OTOÑO (I)

Leo y asiento: 

(...)
Supongo que nos gusta creer que protagonizamos alguna película o algo así. 
Pero no hay ninguna película. 
Solo un montón de sordos que creen que alguien esta escuchando 
(...)

RICARDO MORENO MIRA
"Jesucristo está a las puertas y cabalga un caballo eléctrico"